miércoles, 30 de diciembre de 2015

No la escribiré hasta que ella me escriba...















No la escribiré hasta que ella me escriba…
Y quedé ante  la pantalla una vez más.
Como un tonto esperando
Que  la luz iluminara mi cara
Pero queriendo dejar de esperar.
Al mensaje, que no llegaba nunca,
No le daba tiempo a llegar.
Ya estaba yo ¡tonto de mí! Escribiéndola,
Mientras ella decía no poder hablar.
Pronto, la sonrisa que iluminaba mi cara,
Se volvía a apagar.
Y lo hace, se apaga,
Como ese volcán sin lava ni llama
Que con una chispa
Pretende evaporar el mar.
Una historia de amor
Ya desgastada,
Sin alma,
Devastada por la calma
Y abocada a fracasar.

Mientras el amor avanzaba
Todo se serenó sin saber por qué
Aquellos besos inquietos
Que despertaban tormentas de fuego,
Se volvían  impávidos
Y más fríos
Y más grises cada vez.

¡Que tarde empecé a darme cuenta!,
Como me deje llevar
Y aquí sigo
Sin saber el porqué de nada
Ni por qué todo lo que tengo acaba
Por mucho que lo intente cuidar

Al fin llega su mensaje
Cansado yo de esperar
Leo, pone te quiero,
Lo escribí yo,
Sus palabras son
Que no puede hablar.

No la escribiré hasta que ella me escriba…
Todo vuelve a comenzar
Vuelvo a pensar en ella
No aprenderé jamás.


1 comentario: